Tuesday, March 14, 2006

Compadres

Los sorprendí una tarde en la misma esquina de los encuentros de siempre, donde las sonrisas dibujaban el cancino andar de tantos años, condensando de golpe todos los dolores del mundo, ahí abrazados en la complicidad que solamente pueden sentir aquellos que han renunciado a ser dueños de sí mismos, en la ruptura fatídica con la vida ordinaria y los avisos del tiempo dibujándose en la piel.

Pareciera que ese pequeño espacio en medio de la ciudad gris viviera en un ámbito propio donde nunca es futuro, donde siempre es presente, donde el Así sea de la vida se conjugara felìz entre sus zapatos agujereados y zurcidos, rezumando humedad, el frío tejido en hebras ásperas que ya no mellan, y donde un vaso de pipeño barato es el elixir de la vida, la razón y el medio, el principio y el fin.

Me miran sonrientes con su desdentada alegría, con la galantería de caballeros de tangos, de bohemias olvidadas en nostalgias húmedas, lanzando palabras bellas tejidas con el desconsuelo de los años, con la belleza de la poesía de las calles, de barrios matizados de esa miseria alegre del adoquín capitalino, me sonríen en el sueño imaginado de amores furtivos y se olvidan rápidamente quedando sumidos sus ojos en un punto infinito, en la somnolencia tierna que acompaña a la borrachera.

Aú así mi pasar no interrumpe sus festivas conversaciones, sus encuentros de amigos de tantos años, compañeros de juergas, de canas peinadas con el limón regalado en la vega, de los aromas del vino, de sus frentes que cedieron al arado del tiempo.

Los dejo atrás, en su lugar de siempre, en los muros viejos que los han visto cada tarde, soñando la vida que pasó, la que los juntó un día a cada uno de ellos cargando bajo el brazo los dolores recaudados, sonriendo en la dicha de su historia presente, así, como cada día, a los compadres de aquella esquina.

10 comments:

DTALIX said...

Compadres, mis compadres aunque estamos distanciados, kizas kedemos así, para ke al final del día digamos la clásica frase:
"Será hasta mañana!!"

TOROSALVAJE said...

La imagen es preciosa, pero tus palabras la visten de hada, un texto espléndido, maravilloso.
Un gran aplauso para ti.

indianguman said...

qué bien qué escribes, Amapola, eres toda sensibilidad en un conjunto estético e inteligente. Una princesa urbana develando tesoros.

BELLO!

Eddy said...

Excelente post amiga, y muy sensible y real...saludos, besos...

mago said...

Excelente el texto, q pena no poder conocernos y compartir ardores. Un beso, t leo

davinia77 said...

precioso;=)
m encanto leerte linda
un besazo
muackaaaaaaaaaaaa

Unmasked (sin caretas) said...

Estimada Amapola,

Me encanto, y me dio mucha nostalgia...de mi pais. En mi pais, esta lleno de ellos (Argentina), lleno de esos senores, caballeros, tangueros, hablando en las esquinas o en los cafes de bueyes perdidos..

Escribes muy bien.

Un abrazo,


PETRA

Criatura Nocturna said...

Que buena postal urbana.
Eso te indica que uno con poco o nada,puede ser feliz.
Hasta me llegó a enternecer eso de
sonrientes con desdentada alegría, con galantería de caballeros de tango......de caras peinadas con limón regalado en La Vega. Podrán ser pobres, pero dignos.
Gracias por tu visita
Nos estamos viendo
Saludos

Peregrino del recuerdo said...

Que lindo tema "Compadres". La foto es excelente, en blanco y negro, porque refleja de la mejor manera la realidad de nuestros "curaditos". Pero, el texto, más que una foto, es una pintura escrita, porque sus palabras conforman el paisaje universal. Los compradres curaditos de cualquier punto del planeta se ven reflejados en sus reflexiones, tan bien escritas. Foto y texto conforman un conjunto precioso. Muchas gracias.

Coralya said...

Me encantó como plasmaste la vivencia de esos compadres que mucho me hicieron recordar lo que viví en la Vega en diciembre del año recién pasado.
Besos para ti mi linda Amapola