Tuesday, February 07, 2006

Secreto


De mantenerte en secreto
donde las paredes no puedan alcanzarme
ni aún tus cielos
donde pueda caminar dormida
entre miles de sueño antes soñados
entre cientos de imágenes que te mantienen vivo.
Así donde te sueño e ideo la imagen de mi propio desatino,
donde me consumo inquietante
ante la adivinación atroz de no tenerte nunca.
Así, en secreto
................................................................
No sé que más decirte
No sé como hablarte ni encontrarte
aunque en cada muro que miro tú estás,
en cada cielo que veo, en cada rincón, en cada instante.
No sé que más decirte, no sé como hablarte
No sé en que idioma encontrarte
Porque los he usado todos,
todos los idiomas conocidos,
todas las formas descritas,
todos los instantes recorridos
“Usted no se rinde...” me dijiste un día.
Pero te equivocas, tal vez un día si me rinda,
Un día en que el cansancio al fin me doblegue,
en que tal vez sea el silencio el único idioma no intentado
y quien sabe...
tal vez ese y no otro sea el idioma perfecto.
Hoy no quise ponerme poética, ni lúgubre siquiera
Ni he buscado formas ni momentos para llegar a ti,
estoy cansada,
hoy me quedo en este rincón este rato pensando
en que si ella hubiese sido yo...
yo no te habría dejado de amar jamás.
-----------------------------------------------------------------
Pero ya no más sabes...ya no
me cuesta odiar y eso de dulce que tanta gente me dice es muy cierto.
Quisiera odiarte con toda mi alma
quisiera que desaparecieras
no verte
no escucharte
ni seguirte sintiendo más nunca en ningún lugar ni en ninguna parte.
No es fácil
pero lo he hecho y lo haré.
No te odio ni te odiaré nunca
aunque debiera.
Nunca entendiste que solo quería escribir
que lo único que siempre quise fue compartir esto que tú y yo hacíamos tan bien.
Y digo hacíamos porque tú ya no escribes bien
al menos a mi ya no me gusta
ni me acelera
ni me produce nada de aquello por lo que pude sentirme atada a ti.
Y es mejor, tanto mejor, sabes.
Porque eres tan estúpido,
tanto que casi no puedo entender como no lo vi antes,
porque eres de ese tipo de hombres que cree que una mujer solo les puede buscar porque se hayan carentes de algo, para suplir necesidades y eso mi amigo...eso es ser estúpido.
Yo al menos, siendo todo lo feliz que sabes que soy nunca perseguí ni siquiera un beso tuyo
nunca me interesó,
lo mio era más trascendente y profundo
hablaba de brillar
hablaba de compartir,
más allá del sexo y la carne (tan básico)
y que al fin...aunque estés convencido de lo contrario, te digo,
con lo que tengo me basta para ser feliz.
Pero no te odio porque no sé hacerlo,
te tengo como penita...nada más.
Este Opio interminable comenzó para ti y lo sabes, como u interminable canto de amor
(literariamente hablando, espero que lo entiendas algún día, aunque no creo)
este opio que no terminaba eras tú unicamente
tú mi día, tú mi mañana, tú mi noche
interminable y adictiva.
Y hoy respiro contenta...este opio interminable ya no eres tú
es la poesía, mi poesía,
la que ya no tiene nada que ver contigo
ya no eres tú...y nunca más lo serás...y eso me causa una enorme alegría.
Porque creo que al fin este arquero se ha convertido en uno de los mejores.
Nunca jamás nadie me había tratado tan mal y de forma tan injusta
pero te lo perdono pájaro,
te lo perdono
única y exclusivamente
porque te quise
aún siendo tan tan estúpido.
_______________________________________________________________

Fin de la historia, Diablos, cuanto duró
nunca pensé que sería tan larga
es como si me hubiesen contado un cuento y recien acabase de despertar.
Qué puedo decirte, fue intenso mientras duró
pero hoy en día no logro verlo más que como una historia desde fuera.
Se respiran aires nuevos en este opio de Septiembre 2006, impregnado
de resplandores boreales y sueños de viejos continentes
de versos habaneros que sucumben una y mil veces a uno y mil brazos.
No podía ser de otro modo Amapola, apasionada Amapola, al fin respiras libertad
y destilas el narcótico sabor de la poesía transoceánica.
Porque aún, en medio de este Santiago contaminado
siempre es posible ver el mar.

Besos de Opio

3 comments:

Mágico said...

"la adivinacion atroz de no tenerte nunca" y ahi reside la pasion y el deseo, en lo que adivinamos, en lo que deseamos sin poderlo tener. Ese beso que se da con la mirada perdida entre los labios. Inmenso mi amiga, felicidades!!

Rafa said...

Hola Amapola.
Gracias por tu paseo por la arena de mis playas abandonadas, quizás el deseo y el secreto de mi alma.
Hermosisimo poema este tuyo, hermosisimo secreto.
Estoy encantado de haber levantado esta piedra.
Un abrazo lleno de nostalgia chilena.

indianguman said...

Como si pronunciados en voz alta los malos augurios tuvieran la potencia de volverse aun peores, y los suenios dulces, de desvanecerse.

Hermoso